Causas de halitosis o mal aliento

La Halitosis o Mal Aliento

La halitosis, conocida como el mal aliento, del latin Halitus, es utilizada para describir cualquier olor desagradable en el aliento.

Dr. Oscar Vargas Fdz - Especialista en Prostodoncia

La Halitosis o Mal Aliento

La halitosis, conocida como el mal aliento, del latin Halitus, es utilizada para describir cualquier olor desagradable en el aliento, puede inferir de forma negativa en las relaciones interpersonales, tanto afectivas y sociales como profesionales.

Existen dos tipos de halitosis en función de su origen: la oral y la extraoral

La Halitosis oral, en múltiples estudios científicos se confirma que en el 90% de los casos, se origina mayormente en la cavidad bucal y se debe, principalmente, a la acumulación de biofilm (placa bacteriana) en la lengua, aunque también puede estar causada por problemas periodontales es decir problemas de encías. (caries, periodontitis, etc.).

La halitosis extraoral (10% de los casos) es causada por trastornos sistémicos, tracto respiratorio superior/inferior, sistema digestivo, así como enfermedades hepáticas o renales. Presencia de Helicobacter Pilori.

La Halitosis es una patología común que afecta al menos al 30% de la población. La relación entre la halitosis oral y las sustancias depositadas en el dorso de la lengua (parte mas posterior de la lengua) está claramente demostrada. Ese conjunto de sustancias, que incluyen elementos de la sangre y otros nutrientes (procedentes de la saliva, la dieta, las mucosidades de la faringe…), grandes cantidades de células epiteliales descamadas y principalmente altas concentraciones de bacterias, es lo que vamos a denominar “cubrimiento lingual”. (la cual es una placa blanca que se observa en la parte posterior de la lengua)

¿Por qué se produce el mal aliento?

La mayor parte de las halitosis tienen su origen en factores locales bucales, por la emisión de Compuestos Volátiles de Sulfuro (CVS) provenientes de las bacterias anaerobias gram negativas, responsables del mal olor.

También influyen factores como la disminución del flujo salival o el acúmulo de alimentos entre los dientes. Los cambios alcalinos en el pH salival y la reducción de la concentración de oxígeno dan lugar a la emisión de CVS responsables del mal olor.

De igual manera ocurre durante el sueño, cuando el flujo de las glándulas salival es mínimo, favorece el estancamiento y la puesta en marcha de los mecanismos de putrefacción.

Pueden estar causados por afecciones dentales o bacterias:

  • Limpieza deficiente del dorso de la lengua
  • Acúmulo de placa bacteriana
  • Caries, gingivitis y periodontitis
  • Boca seca, úlceras, aftas, infecciones
    Otros factores de la halitosis oral estarían inducidos por hábitos dietéticos:
  • Tras consumo de alcohol, café, té, etc.
  • Después de fumar.
  • Tras la ingesta de ciertos alimentos (como: comidas picantes, ajo, cebolla).

 

Otras causas podrían ser:

  • Algunos medicamentos (antidepresivos, antihistamínicos, antihipertensivos, ansiolíticos, etc.)
  • Enfermedades sistémicas (diabetes, enfermedades hepáticas y pulmonares).Al despertarse por la mañana.
  • Largos periodos de ayuno.
  • Épocas de estrés.
  • Insuficiencia en la ingesta de líquidos.
  • Dietas Altas en proteína.

¿Cómo detectar el mal aliento?

El reconocimiento comienza por la queja del paciente que tiene mal aliento o una persona de confianza le refiere percibir el mal aliento

Sin embargo la referencia por el mismo paciente de mal aliento no es confiable, ya que la persona puede creer tener mal aliento y en realidad no. Esto se conoce como halitofobia, ya que el componente sicológico puede verse afectado en el desarrollo de la enfermedad en algún momento y la persona “vive” en constante temor de tener mal aliento.

En muchas ocasiones la persona ve afectadas sus relaciones personales seriamente, porque el problema modifica su conducta y forma de expresarse. En numerosas ocasiones toma una distancia de seguridad o apartamiento de la otra persona, o se pone la mano en boca para que su aliento no sea percibido. Definitivamente disminuye su calidad de vida.

¿Cómo evitar el mal aliento?

Mantener Higiene Oral y estilo de vida saludable. Es fundamental tener una higiene oral adecuada así como también un estilo de vida sano y balanceado (evitar consumo de alcohol, no fumar, dieta balanceada).

Utilice un limpiador de Lengua. Recordar que el desarrollo principal de los olores desagradables se da en la parte posterior de la lengua, y es vital la remoción mecánica de esa placa blanca con un limpiador de lengua. Lo que pasa es que es dificil para la mayoría de las personas ya que produce un reflejo de vómito, sin embargo es la única manera de controlar el problema

Según datos recogidos del I Simposio Europeo de Halitosis, el limpiador lingual es un 30% más eficiente que un cepillo dental en la limpieza de la lengua; esto se debe a que se eliminan mayor cantidad de bacterias porque permite alcanzar las zonas más lejanas de la lengua y además es más preciso, higiénico y menos agresivo que un cepillo dental.

Utilizar un enjuague bucal en conjunto con un limpiador de lengua. El uso de enjuages por si solos, sin realizar la limpieza de la lengua NO funciona en detener el mal aliento. Lo que se logra es momentaneamente enmascarar los olores (efecto desodorante). Recuerde que las bacterias estan por debajo de esa placa blanca y para alcanzarlas es importante quitar esa placa.

Recordar que la limpieza no es solamente de los dientes, ya que la lengua actua como un reservorio de bacterias, si ud. se cepilla los dientes y no la lengua, al poco tiempo volverá a tener sus dientes sucios.

Visite al Dr. Oscar Vargas. En todo caso es importante un diagnóstico por parte del Dr. Vargas, para determinar la fuente principal de su problema, ya que los origenes de los olores es variado, es conveniente determinarlos correctamente, así como una limpieza profesional almenos cada 6 meses.